Las aftas

Las aftas o úlceras bucales son lesiones que aparecen en la mucosa oral provocando dolor y que afectan aproximadamente a un 20% de la población en algún momento de sus vidas, siendo los niños y las mujeres los más propensos a padecerlas.

Su forma es redondeada u oval de color blanco o amarillento y con un reborde rojizo

Normalmente aparecen en: la superficie interna de los labios, la mucosa bucal y la mucosa alveolar dentaria, la lengua y el paladar blando.

Puede ser una única lesión o formar grupos de hasta 20 lesiones.

Unos días antes de aparecer pueden causar una sensación de ardor y su proceso de curación suele durar de 1 a 2 semanas y desaparecen sin dejar cicatriz.

Suelen ser más frecuentes en mujeres, menores de 40 años y no fumadoras.

Pueden resultar muy dolorosas, hasta el extremo de afectar a las actividades diarias de la persona: comer, hablar,etc.

boca con afta

Las aftas se caracterizan por su color blanco o amarillo y pueden tardar de una a tres semanas en curarse por completo.

En función de su tamaño se pueden clasificar en:

Afta menor o afta minor: lesiones de menos de 10 mm que suelen localizarse principalmente en los bordes de la lengua o en la mucosa interna de los labios y las mejillas. Comienzan con una sensación de escozor y quemazón en la zona donde aparecerá la lesión. Suelen ser muy molestas y dolorosas.
Aphtaplus está indicado para el tratamiento de las aftas menores.

boca con afta

Afta mayor: Lesiones de más de 10 mm de diámetro, de mayor profundidad que las menores, que pueden abarcar mayor área (faringe).

boca con afta

Estomatitis aftosa recurrente: Múltiples aftas menores que suelen unirse formando ulceraciones mayores de morfología irregular. El aspecto de estas lesiones se asemeja a las producidas por el virus del herpes.

boca con afta

Aunque hasta el momento no se ha descubierto su principal causa, siendo en muchos casos desconocida, se conocen varios factores desencadenantes:

Microtraumatismos por el uso de ortodoncias, prótesis dentales mal ajustadas, etc.

Alergias alimentarias

Alteraciones inmunológicas (defensas bajas)

Carencias vitamínicas (B12, ácido fólico) y de hierro

Estrés

Otras: Alteraciones hormonales, consumo de medicamentos, infecciones bucales, factores hereditarios.

Es importante tratar estas lesiones. Evitar cualquier agente nocivo.

Tener una higiene bucal minuciosa (usando cepillos dentales suaves para dientes y lengua) seguir una dieta blanda, fría o templada.

Masticar bien los alimentos y evitar las mordeduras.

Evitar alimentos muy condimentados, picantes, salados o ácidos (zumos de frutas).

  • González Fermoso, M. Fisterra. 2012
  • Azcona Barbed, L. Farmacia Profesional. 2004; 18(11):52-54.
  • Morales Salas M, Ventura Díaz J. Medicina General 2000; 25: 549-551.
  • Armando Ulloa J et al. Revista Fuente. 2010(4):11-18.
  • Lavandera Rodríguez I. Revista Cubana de Cirugía 2011;50(2):187-196.

* Sección no susceptible de revisión por las autoridades sanitarias.